lunes, 23 de noviembre de 2009

stefano de Discépolo ´: grotesco criollo

Trabajo monográfico individual sobre Stefano.


SINTESIS DEL ARGUMENTO:

Stéfano, músico napolitano, llegó a la Argentina en busca de estabilidad económica y renombre profesional (su mayor aspiración era componer una ópera que lo convertiría en una celebridad) Se casó con una argentina, tuvo hijos y, ya mayor, ve como se le pasa la vida sin lograr ninguno de sus objetivos. Tras enterarse de que ha perdido su puesto en la orquesta porque hace "la cabra" (ya no tiene aire en sus pulmones, es decir, ya no sirve como trombonista), y frente a la incomprensión de su familia, su vida pierde sentido. Conciente de que no ha podido realizar ninguno de sus sueños de juventud, su espacio vital se estrecha, siente que ya no hay un lugar en el mundo para él, y muere. El conflicto se manifiesta con la tensión que se produce entre el deseo por el arte como concreción espiritual de la vida y los modos de la supervivencia que exige la realidad.
La obra abre una ventana a un pasado que, en parte, ayuda a explicar algunos rasgos de nuestra manera de ser, sobre todo social. Es el mundo de los inmigrantes pobres (los padres de Stéfano son campesinos), el de las ilusiones forjadas en torno de una América de quimeras y dinero fácil, el encuentro con la realidad no siempre amable, el sentimiento del desarraigo,. Por otra parte, el drama de Stéfano visto hoy, transciende la época y se convierte en la pintura atroz y aleccionadora de un hombre enceguecido por ideales. Tras él arrastra a sus padres que lo siguen sin desearlo en busca del ideal del hijo y a su esposa e hijos que soportan las vicisitudes de la vida de artista.

LA CIUDAD DE STEFANO
La historia de Stéfano transcurre en la ciudad de Buenos Aires a finales de los años veinte. Horacio Salas en “La ciudad de Stéfano”, (artículo publicado en la revista Teatro 6:25, 1986) señala que el estreno de la obra coincidió con el “arrollador triunfo electora de Hipólito Irigoyen”. La ciudad cambiaba su fisonomía el seguir recibiendo cantidades masivas de inmigrantes “De los 2.862.983 pasajeros ingresados entre 1919 y 1928, casi el 67% eran inmigrantes”. La modernización traía ventajas económicas “la tasa de crecimiento del producto bruto era el 5% anual; en 1927 la moneda se cotizaba a la par de la libra y del dólar, y el alza del salario real había permitido que las tensiones sociales de comienzo de los veinte decrecieran notablemente. Al amparo de ese clima 650.000 inmigrantes habían decidido no volver a Europa y establecerse definitivamente en la Argentina.
Pensamiento del director:
“Hijo de un campesino, Stéfano soñó con alas de barro. Irónicamente, su hijo es poeta de la pobreza. Una mujer gastada por el tiempo, dos hijos idiotas y otros invisibles. No hay esperanza, no hay lugar para eso cuando la vida se acaba, y el pronóstico de Stéfano para su hijo es igual de oscuro, “ya te vas a dar cuenta”. Todos lo miran, esperando que responda, que les explique por qué lo siguieron y no hay más donde seguir. Guillermo Cacacce.

El espacio trascurre en una pieza, donde se reúne la familia. Se remarca la pobreza, el cuarto repleto de objetos y muebles, las paredes sucias, ornamentos viejos y estropeados, poca iluminación, pero los que me llamo la atención fue una respiración pesada que se escucha al empezar la obra.
No hay un escenario formal. Los espectadores compartimos el espacio físico con los actores. Estamos sentados frente a la acción. Uno se siente por momentos parte del drama.
El director usa todos esos efectos para crear una atmósfera de tristeza, desolación y pesimismo. Nos prepara para la tragedia que va a desenlazar . Va a tratar de crear un sentido en la obra. Donde al final las màscaras se caen y Stéfano no puede soportar ver su desgracia social ni la de sus hijos y muere. Los personajes son feos, no logran entenderse nunca. Existe un marcado cuestionamiento al jefe de familia. El protagonista carga con todo el peso de la culpa por no hacerlos felices ni darles una vida mas decorosa.
La obra marca dos tiempos diferentes, uno objetivo lo que siente el personaje con máscara , que siempre tendrá tiempo para componer su obra. Y otro subjetivo, lo que siente al sacarse la máscara. El mundo acaba para él, no tiene razón para seguir viviendo y no ve futuro ni para el ni para sus hijos lo que provoca su muerte.
No hay muchas diferencias en lo que respecta al texto dramático y al texto espectacular. Se producen Juego de luces que remarcaran sentimientos. Como por ejemplo, la luz que sale del escritorio de Stéfano, que es la de sus esperanzas o expectativas, la iluminación de las caras de la esposa e hijos del protagonista donde quiere remarcar cierta fantasmidad, como hilo conductor a la degradación de los protagonistas. Fantasmas en que se van convirtiendo del paso de la maldad a ser irrisorios, momentáneos, nadies. Todo decae en los hombros de Stéfano, es el único que trabaja y sustenta a la familia.
Mirando esta obra comprendí claramente que es el grotesco, en la escena final donde todos gritan y cada uno esta en su sufrimiento y Stéfano muere sentí esa sensación de angustia – risa que produce esta forma de ver las cosas.

Para leer el libro hacer click aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada